Mi Pueblo padecerá hasta el hartazgo!

En un instante padece un país, en otro instante otro país, la tierra se estremece y el fuego se asoma por los volcanes

MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
A SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA
28 DE MARZO DEL 2018

Mi Pueblo padecerá hasta el hartazgo!

"Amado Pueblo Mío:

MI AMOR LES LLAMA... ACOJO CON MI MISERICORDIA A TODOS LOS QUE LLEGAN A MÍ ARREPENTIDOS DE CORAZÓN Y A QUIENES DECIDEN ENMENDAR SU OBRAR Y ACTUAR CON FIRME PROPÓSITO.

No les llamo a imposibles, sino a que cada uno cumpla con la Voluntad Divina… (Cfr. I Jn 2,10; Rom 12,2; Ef 5,17).

Unas pocas almas decididas a actuar rectamente, a obrar en el Amor Divino, llegan a ser más fuertes espiritualmente por cuanto ofrecen y actúan, actúan y ofrecen.

El conocimiento en este caminar espiritual no lo es todo, pero el conocimiento es necesario para que no sean engañados por el mal.

El hombre actual no medita en Mi Amor por cada uno de Mis hijos, no se siente parte de Mi Pueblo, no desea adentrarse en Mi Camino. Gran parte de la Humanidad ha pactado con el demonio, ha aceptado lo que va en contra de Los Mandamientos y en ello se satisface.

En este instante cada uno de ustedes, hijos Míos, debe preguntarse: ¿cuál es la medida de mi fe?

  • Crecen las ideas erróneas, las ideologías perturbadoras para el espíritu, los fanatismos humanos…
  • Aceptan la abominación en el mundo, entronizan a satanás en Mi lugar…
  • Las apetencias de la carne causan la mayor degeneración e inmoralidad jamás vistas…
  • Las blasfemias las escucho por todo el mundo…

ESTE ES MI PUEBLO CORROMPIDO, EL QUE ME LLEVA A PADECER CONTINUAMENTE, ME DESOBEDECEN ANTE LA NEGATIVA HACIA LOS SIGNOS Y SEÑALES QUE PERMITO SE DEN POR TODA LA TIERRA.

Han olvidado que las plagas azotarán a la Humanidad, no a causa de Mi Mano, sino por la necedad del mismo hombre que descuida su misma ciencia.

Les llamo a reconciliarse conmigo antes que llegue la noche y les encuentre dormidos. No soy un Dios inmisericorde ni vengativo ni miro continuamente sus pecados.

  • Soy Dios y nada escapa a Mi mirada… (Cfr. Jn 4,26; Jn 8,58).
  • Soy Dios Justo… (Cfr. Job 34,5a).
  • Soy Dios que ama a todos Sus hijos…
  • Soy Dios que llama hasta en el último instante, pero el hombre espera ese último instante, solo que ninguna creatura sabe la fecha de ese instante y puede que no posean el instante para arrepentirse.

HIJOS, NO CONTINÚEN MIRÁNDOME COMO DIOS QUE OLVIDA LA LEY DIVINA O LA NEGOCIA CON SU PUEBLO.

Me dirijo a recorrer el camino del Vía Crucis y son tantos los rostros que sé que miraré al lado del camino doloroso pidiendo Mi Crucifixión…

Esos mismos rostros que luego, deambulantes por la Tierra, gritarán Mi Nombre, Me invocarán y a quienes lo merezcan, perdonaré.

Miro El calvario al que es llevada Mi Iglesia y en el que será crucificada por quienes han decidido libremente traicionarme…

¡Cuánto Me duelo por Mi Pueblo que padecerá hasta el hartazgo!

ES IMPORTANTE EL CRECIMIENTO ESPIRITUAL DE MI PUEBLO PARA QUE CON UNA FE FORTALECIDA BAJO EL AUXILIO DE MI SANTO ESPÍRITU Y DE LA MANO DE MI MADRE, MI IGLESIA SEA TRIUNFANTE.

La “oración de corazón y plena conciencia” jamás ha sido tan necesaria como en este instante en que la Tierra pende de un soplo.

La Naturaleza crece en angustia y se abalanza sobre el hombre al que desconoce, ya que obra y actúa en contra del Querer Divino.

En un instante padece un país, en otro instante otro país, la tierra se estremece y el fuego se asoma por los volcanes, el viento se eleva y causa fenómenos que el hombre no ha visto antes y el hombre ignora todo… Para el hombre es un instante y luego, aunado al pecado, se entrega a la depravación.
Pueblo Mío, Chile es purificado, Colombia padece la insensatez con la que Me mira.
Pueblo Mío, Nicaragua siente el estremecer de su tierra.
Pueblo Mío, Italia padece con gran estruendo.
¡Pueblo Mío conviértete!... (Cfr. Jer 3,14a).

Mi Iglesia es herida.

ÚNANSE A MI DOLOROSA PASIÓN POR LOS ACONTECIMIENTOS QUE LLEVAN A PADECER A LOS PUEBLOS.

Les amo infinitamente como infinita es Mi Misericordia.

Acojan a Mi Madre para que interceda por cada uno de ustedes.

No se nieguen a Mi Amor, no desprecien Mi Amor, no Me rechacen…

VOY POR LA TIERRA EN BUSCA DE CORAZONES EN DONDE APACIGUAR MI DOLOR.

Les bendigo.

Su Jesús."

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA

Fuente: Revelaciones Marianas

coronavirusLa verdad sobre el Coronavirus

God the Father1 de Mayo, 2020 - Dios Padre: “El día de hoy los invito a darse cuenta de que este virus –el coronavirus– no es una enfermedad ordinaria. Ha sido creada por el ingenio humano para atacar específicamente a las personas mayores y a las que tienen discapacidades físicas. Este es el plan de las futuras generaciones para purificar la raza humana en todo el mundo. Por accidente, fue lanzado a la población en general antes de tiempo. Los responsables estaban esperando a que en su País (EE.UU) hubiera autoridades de gobierno en funciones menos competentes. Aún así, el daño que se proponían se está desencadenando en toda la raza humana.”

“Les digo estas cosas para ayudarlos a darse cuenta del mal subyacente que está en acción y oculto en los corazones en estos tiempos. No pueden dejarse confundir por cualquier giro de los acontecimientos. En todas las situaciones, Yo tengo el dominio. Nadie tendrá poder sobre ustedes que sea más poderoso que su Padre Eterno. Por lo tanto, anímense con este conocimiento. Si ustedes perseveran en la verdad, ya han cargado sus armas contra lo que aparenta ser y las han descargado con la verdad.” (Fuente: Amor Santo)

Ayuda al Señor a difundir Su voz, el tiempo se está acabando

Haz que estos mensajes de fe, esperanza, salvación, defensa contra el mal (por correo electrónico, prensa, Facebook, Twitter y otros medios de comunicación) sean conocidos por tus seres queridos, tus amigos y todas las personas con las que entras en contacto que buscan la salvación o que están en peligro de perderse eternamente. El Señor concede grandes gracias y bendiciones a los de buena voluntad que, según sus propias posibilidades, quieren colaborar con Su Plan de Salvación. Quien ayude al Señor a salvar un alma predestina la suya, independientemente del resultado.