Haced mi Rosario de Provisión para tiempos de escasez y hambruna

Todo aquel que haga con fe y devoción este Rosario, no le faltará el pan de cada día. Es promesa de Jesús de la Misericordia

Abril 05 de 2020
Llamado de Jesús De La Misericordia a Su Pueblo fiel. Mensaje a Enoch.

Haced mi Rosario de Provisión para tiempos de escasez y hambruna

“Mi Paz y el Gozo de mi Santo Espíritu, esté con todos vosotros.

Mis Amados, Soy vuestro Jesús de la Misericordia el que hoy se comunica con vosotros, a través de éste, mi pequeño Nabí. No tengáis miedo, Pueblo mío. Yo no os desampararé, acordaos que estoy con vosotros hasta el fin de los tiempos; acatad mis instrucciones y ponedlas en práctica; y os aseguro que nada ni nadie, ni virus, ni pestes, ni catástrofes, ni hambruna, o cualquier otra calamidad podrá tocaros.

Haced con fe, mi Rosario de la Misericordia, pedid mi protección y no temáis; mis Rayos de Misericordia, os protegerán y os guardarán de todo mal y peligro. Yo os pregunto: ¿por qué tenéis miedo, si Yo, estoy con vosotros? ¿Dónde está vuestra fe y confianza en Mí? Si fuerais hombres de fe, no sentiríais temor, y nada, ni nadie, podría robaros la Paz. Mirad, sois tan frágiles, como pequeños niños, al menor infortunio, tembláis de miedo; y ahí si clamáis al cielo y os acordáis de Mí.

Quiero mis pequeños, que os fortalezcáis en la fe, para que podáis resistir mañana las grandes pruebas que os llegarán. No temáis, si ponéis vuestra fe y confianza en Mí, Yo seré vuestra fortaleza que os ayudará a superar las pruebas. La oración, el ayuno y la penitencia, os fortalecerán; Leed también mi Santa Palabra, que es la Espada del Espíritu, para que podáis enfrentar los ataques del maligno. La Armadura Espiritual, debéis de llevar puesta, antes de entrar en todo combate; la oración, el ayuno y la penitencia, junto al rezo del Santo Rosario de mi Madre y al rezo de mi Rosario de la Misericordia, jamás os deben faltar.

Amado Pueblo mío, Mi Rosario de la Misericordia, junto al Rosario de Provisión, os van a ser de gran ayuda para los tiempos de escasez y de hambruna que se aproximan. Hacedlos con fe, y pedid mi provisión y el cielo, os hará llegar el Maná de cada día. Nuevamente os digo, no temáis. Yo Soy vuestro Refugio, Sustento, Amparo, y ante todo, Soy vuestro Dios. Venid a Mí, todos los que estéis cansados y fatigados, que Yo os aliviaré. (Mateo 11, 28)

Jesus de la Misericordia

ROSARIO DE PROVISIÓN

(Para tiempos de escasez y hambruna)

"Oh Misericordia infinita de Dios, que provees a los hombres de buena voluntad, a los necesitados, a las viudas y a los huérfanos, cubriendo sus necesidades materiales y espirituales; abre las despensas del cielo y en el Nombre del Padre, (bendición +) en el Nombre del Hijo, (bendición +) y en el Nombre del Espíritu Santo, (bendición +) envíame la provisión que necesito para cumplir mis necesidades de este día. (hacer petición)."  Credo y Padre Nuestro.

En las cuentas grandes: Puedo tener gracia y misericordia aún en tiempos de necesidad. (Hebreos 4, 16)

En las cuentas pequeñas: En el Nombre del Dios Uno y Trino, Misericordia Divina, provéeme. 10 veces

Al terminar cada decena, se reza un Padre Nuestro y se comienza como al principio. Puedo tener gracia y misericordia... y así sucesivamente hasta terminar las cinco decenas.

Al terminar el rosario se hace el Salmo 136.

 

Todo aquel que haga con fe y devoción este Rosario, no le faltará el pan de cada día. Es promesa de Jesús de la Misericordia.

Que mi Paz, mi Amor y Misericordia, permanezcan siempre en vosotros, mi Amado Pueblo.

Vuestro Jesús, de la Infinita Misericordia.

Dad a conocer mis mensajes Hijos míos, a toda la humanidad.”

Fuente: mensajesdelbuenpastor

Llamado urgente de Jesús Sumo y Eterno Sacerdote

9 de AGOSTO 2020 de 12:00 am a 6:00 pm - Jornada de ayuno y oración a nivel mundial pidiéndole al Padre Celestial por la protección de los Templos, Santuarios y Lugares Santos

Catholic Curches burning"Hago un llamado urgente a todo el mundo católico para que el próximo 9 de Agosto se lleve a cabo una jornada de ayuno y oración a nivel mundial con el rezo del rosario de mi Preciosísima Sangre y con el rezo del Exorcismo de San Miguel, de 12:00 am a 6:00 pm, pidiéndole al Padre Celestial por la protección de mis Templos, Santuarios y Lugares Santos, que están siendo destruidos y profanados por las fuerzas del mal en este mundo. ¡Cuento con vosotros, Rebaño mío!." —Jesús Sumo y Eterno Sacerdote

coronavirusLa verdad sobre el Coronavirus

God the Father1 de Mayo, 2020 - Dios Padre: “El día de hoy los invito a darse cuenta de que este virus –el coronavirus– no es una enfermedad ordinaria. Ha sido creada por el ingenio humano para atacar específicamente a las personas mayores y a las que tienen discapacidades físicas. Este es el plan de las futuras generaciones para purificar la raza humana en todo el mundo. Por accidente, fue lanzado a la población en general antes de tiempo. Los responsables estaban esperando a que en su País (EE.UU) hubiera autoridades de gobierno en funciones menos competentes. Aún así, el daño que se proponían se está desencadenando en toda la raza humana.”

“Les digo estas cosas para ayudarlos a darse cuenta del mal subyacente que está en acción y oculto en los corazones en estos tiempos. No pueden dejarse confundir por cualquier giro de los acontecimientos. En todas las situaciones, Yo tengo el dominio. Nadie tendrá poder sobre ustedes que sea más poderoso que su Padre Eterno. Por lo tanto, anímense con este conocimiento. Si ustedes perseveran en la verdad, ya han cargado sus armas contra lo que aparenta ser y las han descargado con la verdad.” (Fuente: Amor Santo)

Ayuda al Señor a difundir Su voz, el tiempo se está acabando

Haz que estos mensajes de fe, esperanza, salvación, defensa contra el mal (por correo electrónico, prensa, Facebook, Twitter y otros medios de comunicación) sean conocidos por tus seres queridos, tus amigos y todas las personas con las que entras en contacto que buscan la salvación o que están en peligro de perderse eternamente. El Señor concede grandes gracias y bendiciones a los de buena voluntad que, según sus propias posibilidades, quieren colaborar con Su Plan de Salvación. Quien ayude al Señor a salvar un alma predestina la suya, independientemente del resultado.